Cirugía plástica y el tabaco

Cirugía Plástica y el Fumar

Desde hace ya muchos años está científicamente demostrado que los pacientes fumadores tienen más complicaciones en cirugía plástica: necrosis (muerte de los tejidos) dehiscencia de suturas (las heridas se abren), malos resultados estéticos, cicatrización pobre, fracaso de la reconstrucción.

tabaco cirugía plásticaPor ello recomendamos a nuestros pacientes dejar de fumar un mes, y preferiblemente dos, antes de la intervención quirúrgica. Posiblemente no es el mejor momento para dejar de fumar (eso si, temporalmente) por la ansiedad y nerviosismo que genera una intervención quirúrgica, pero es realmente LO UNICO QUE ESTÁ EN TU MANO PARA OBTENER EL MEJOR RESULTADO. ¿Vas a renunciar a ello? ¿De verdad, no vas a hacer lo único que está en tu mano para que las cosas vayan lo mejor posible?

Sorprendentemente hay pacientes que no lo hacen, o deciden engañar a su cirujano.

-Doctor, ¿puedo volver a fumar después de la cirugía?

– Una vez esté cicatrizado todo y retirados los puntos, puedes volver a fumar. El tabaco es nocivo para la salud, pero en lo que respecta al resultado de la cirugía, ya no nos preocupa.

-Pero Doctor, a mi me operaron de apendicitis hace unos años y la cicatriz me quedó perfecta, mire, ¡apenas se nota!

-Efectivamente, no en todas las intervenciones afecta por igual. En cirugía plástica realizamos despegamientos extensos de los tejidos, trasplantamos piel y grasa y/o músculo de una zona a otra, y sometemos a tensión la piel y las heridas. Todo esto hace que la irrigación de los tejidos quede al límite, lo justito para que el tejido no se muera y la cicatriz no se abra. Esto no ocurre en otro tipo de cirugías o especialidades.

Si, ¿pero que tiene que ver todo esto con el tabaco?

-Uno de los efectos de la nicotina es la vasoconstricción, es decir, los vasos sanguíneos reducen su diámetro, y por ello el caudal de sangre a los tejidos se reduce de forma suficiente como para que el tejido muera asfixiado por falta de oxigeno y nutrientes. La buena noticia es que este efecto de la nicotina se revierte al cabo de uno o dos meses (depende de cuanto fume el paciente) después de dejar de fumar.

Me ha convencido Doctor, me voy a poner unos parches y tomar unos chicles de la farmacia para ayudarme a dejarlo hasta la retirada de los puntos.

– Lamentablemente no es posible. Estos parches y chicles para dejar de fumar tienen nicotina, con lo cual no hacemos nada. Es como si siguieras fumando. No queda más remedio que dejar de fumar sin sustitutos. Hay algunos medicamentos con receta que ayudan de dejar de fumar, como el Champix y el Zyntabac; no contienen nicotina y ayudan a dejar el tabaco. Otras alternativas son la acupuntura, psicoterapia o leer un libro. Yo recomiendo “Dejar de fumar es fácil, si sabes cómo” de Allen Carr.